Los abogados tenemos que estar en forma psicológicamente para el ejercicio de nuestra preciosa profesión

Leyendo este artículo me siento comprendida y reflejada en muchas de las cosas que dice. Aguantamos todos los días mucha presión, asumimos los problemas difíciles de los clientes, les ayudamos, buscamos soluciones legales a las cuestiones que plantean, y a las que nosotros vemos también. Es duro el ejercicio de la abogacía, es ir saltando…